diumenge, 24 de gener de 2010

Recomendaciones para trasladar una Colonia de Gatos.


Este documento es un resumen de los consejos que dan asociaciones estadounidenses especializadas en colonias de gatos.

Su objetivo es que las personas que se enfrentan a esta problemática puedan valorar todos los aspectos que conlleva el traslado de una colonia de gatos.


*** La información original se encuentra en las siguientes páginas:
  



¿EL TRASLADO ES LA SOLUCIÓN?

La primera recomendación para la reubicación de una colonia de gatos es: no lo haga.

A menos que la vida de los gatos esté amenazada o su lugar de vida a punto de ser demolido, el lugar óptimo para ellos es donde viven actualmente. Los gatos son animales territoriales y forman fuertes vínculos con el lugar que habitan. La reubicación de una colonia, es una tarea difícil, larga y costosa.





Sólo después de haber agotado todas las posibilidades se puede convertir en una opción. Los gatos forman fuertes lazos con el lugar que habitan: el movimiento de una colonia de gatos callejeros, y convencerlos de que quieren quedarse en el nuevo lugar es un proceso complejo que implica procedimientos muy específicos.


PLANIFICACIÓN DE LA REUBICACIÓN

Los gatos callejeros son animales sociales.

Muchos biólogos han pasado por alto este dato y consideran los leones como único felino social.

Pero los gatos de una colonia desarrollan fuertes lazos entre ellos. Al trasladar los gatos callejeros es posible que se separen y en consecuencia se provoque un estrés innecesario.


Por lo tanto, lo ideal es trasladar a todos los individuos al mismo sitio.


Evaluar la Colonia existente.

Establecer cuántos gatos se encuentran en la colonia es fundamental. También es importante determinar los grupos existentes dentro de la colonia: individuos sociables o salvajes; individuos que se llevan especialmente bien (compañeros).

Si no se puede trasladar a toda la colonia, es aconsejable que al menos dos gatos de una colonia sean reubicados juntos, debido a los fuertes vínculos que existen entre los animales. Adaptarse a su nueva casa será más fácil si tienen la seguridad de estar rodeados de algún compañero. 




Encontrar el sitio adecuado. Además de tener que ser lugares seguros (lejos de calles con mucho tráfico) con suficientes sitios para esconderse y preservarse de las intemperies hace falta tener en cuenta que será mucho más fácil reubicar gatos en un lugar donde no hay una colonia existente.

Si no hubiera otra posibilidad, y para que el proceso sea un éxito, el espacio se tendría que dividir en 2 partes, para que no se mezclen los grupos durante unas semanas. Así se evitara problemas de peleas y rechazo de los nuevos gatos.


OPERATIVA DE LA REUBICACIÓN


El proceso es sencillo: capturar los gatos siguiendo las pautas adecuadas para reducir el estrés (por ejemplo cubriendo las jaulas con mantas durante el proceso) y llevarlos de inmediato al nuevo sitio.
  




Se debe de actuar con rapidez, sin interrupción, y con calma.

Tened en cuenta que los animales que ya experimentaron la captura y el traslado a otro lugar son frágiles y recuerdan estos episodios como experiencias muy negativas.




Confinamiento. Fundamental para que el traslado sea un éxito: a su llegada a la nueva ubicación, los gatos deben ser mantenidos durante unas semanas en un lugar totalmente cerrado.

Este periodo de confinamiento (unas 3 semanas) permite a los gatos adaptarse al nuevo entorno y aceptarlo como su nuevo hogar: se acostumbran a los olores, sonidos y lugares de interés de su nuevo entorno.
  
El sitio de confinamiento tiene que ser seguro, sin riesgo alguno de que los animales puedan escapar. El ambiente tiene que ser con temperaturas moderadas, no demasiado calor o frío. Dentro de este espacio tiene que haber sitios para que los gatos puedan esconderse.

La mayoría de los gatos se adaptaran a la jaula/ lugar de confinamiento después de un día o dos cuando que se dan cuenta de que no se les hará ningún daño, y que en este nuevo lugar hay comida. Es importante que los gatos tengan agua limpia y alimentos frescos a su disposición cada día, y que se limpie las instalaciones a diario.

Si los gatos se dejan en libertad de inmediato intentaran volver al lugar de origen. Esto, además de ser peligroso para el gato, será traumático para las personas involucradas.

Material necesario. Además de jaulas trampa se necesita grandes jaulas y / o corrales para gatos para el período de confinamiento. Se puede trabajar con roulottes, casetas de madera o cercados metálicos.

Dar latas a diario durante el periodo de confinamiento parece ayudar al proceso y facilitar la aceptación por parte de los gatos de su nuevo hogar.

Liberación de los animales. Es importante asegurarse de que el área de confinamiento se encuentra cerca de una lugar donde los gatos podrán esconderse en el momento de ser liberados. Es probable que corran y se escondan cuando sean liberados, pero volverán a aparecer en un día o dos.


ANTIGUA UBICACIÓN DE LA COLONIA

Si se han trasladado toda una colonia, se deben de de eliminar completamente las fuentes de alimentos en la antigua ubicación para desalentar la formación de una nueva colonia de gatos callejeros.




Recordad que la eliminación de la colonia original provocara la llegada de nuevos gatos no esterilizados (vacum effect) y es probable que se repitan los problemas en la ubicación original.


CONCLUSIÓN

Una encuesta realizada por Alley Cat Allies reveló que las rehubicaciones tenían más probabilidades de tener éxito respetando cuatro puntos principales:

1. Trasladar a toda la colonia o a varios gatos de la misma colonia juntos.

2. Dejar los gatos confinados durante tres a cuatro semanas en grandes jaulas, sin posibilidad de escaparse.
  
3. Alimentar los gatos con latas todos los días durante el periodo de confinamiento y unas 2 semanas después de ser liberados.

4. Asegurarse de que los cuidadores hablen con los animales cada día, sobre todo si son nuevos cuidadores. Lo ideal siendo que los mismos cuidadores pudieran seguir su labor en la nueva ubicación.

Siguiendo estas pautas se reducirá el estrés y se conseguirá una adaptación satisfactoria de los animales a su nuevo entorno, minimizando el riesgo de intento de volver a la primera ubicación.

4 comentaris:

Anònim ha dit...

Estoy de acuerdo con los puntos expresados en este documento. Esto es la reubicación ideal. Pero esto no siempre se puede hacer y muchas veces enfrascarse en dejar los gatos donde están es un desgaste para el voluntario y una situación igualmente arriesgada para los gatos.

Anònim ha dit...

M'ha tanquilitzat molt llegir aquestes linees!! He fet moltes coses que posen però ha sigut per propi instint!! Està molt bé!! Porto una colonia a la meva població i he tingut que fer el canvi dels menjadors, els gatests continuen estant en el mateix territori però ha sigut un canvi important, s'han adaptat molt bé, són molt intel.ligent, són molt especials!! Encare que, la meva boleta, blanquet i gatito guapo ... continuen venint al mateix lloc, busquen més les caricies que no el menjar. He volgut compartir l'experiència, estic molt emocionada de veure que hi ha gent pel món amb les mateixes inquietuts i això et dona empenta per continuar tot i els inconvenients que es possen per davant ... ells (els nostres estimats i fidels amics, els gats) ens ho agraeixen i valoran!!

Anònim ha dit...

Hola, hoy una amiga en Cáceres se encuentra con la siguiente situación y no sabe qué hacer. A ver si me podéis ayudar:

Resulta que, entre Gata y nosotras alimentamos a una colonia de gatitos que viven en una obra abandonada. Ahora retoman dicha obra y nos han cerrado todos los accesos que teniamos para entrar ademas de haber dos vigilantes. Ayer pudimos convencer a uno de ellos para que les pusiera la comida. Qué vamos a hacer a partir de ahora? Ademas la obra comienza nuevamente a partir del 8 de enero? Qué podemos hacer? Qué será de ellos a partir de ahora?

Quería preguntaros si sabéis cómo proceder? O si hay alguna asociación que los puedan ayudar.

Gracias.

Anònim ha dit...

Hola, lo primero que yo haría es recorrerme todo el perímetro de la obra a ver si hay algún "roto" por el que se les pueda alimentar, que no sea el anterior. Podéis tambien explicar a los guardas que estáis buscando otro lugar donde alimentar, pero que hasta que lo encontréis, lleva tiempo y necesitáis un tiempo para orgnizarlo, que les rogáis os sigan permitiendo hacerlo en la obra. Pero siempre con la idea de no seguir alimentando a los gatos allí. Mirad bien si no hay en las cercanias algún otro lugar donde hacerlo, al que trasladaréis gradualmente los comederos. Los gatos son muy listas y os seguirán. A veces es tan fácil como éso. Hay, eso sí, que estudiar cuidadosamente los alrededores para buscarlo, pero en vez de empeñarse en seguir haciendolo en un sitio que no es seguro, es a veces más fácil buscar otro (cercano) que esté fuera de la zona que se hará obra. Y si tenéis que "untar" al vigilante para que os permita alimentar allí hasta que lo encontréis, yo lo haría. Pero con idea desacarlos, no hacéis ningún bien a los gatos con demorar el traslado, que ya os digo, debe ser gradual.